Vientre hinchado

Aunque sea relativamente común, el hinchazón sigue siendo una situación desagradable que puede sorprendernos a diario. Es importante examinar los factores que pueden contribuir a este estado y conocer algunas soluciones naturales para contrarrestar esta situación.

Muchos de nosotros ya hemos experimentado esta sensación desagradable de vientre hinchado. Este puede manifestarse en varias formas, como gases frecuentes, aumento de circunferencia abdominal, gorgoteo, dureza o incluso dolor. Por lo tanto, es importante identificar las fuentes de esta molestia para poder establecer las mejores medidas para contrarrestarla.

La hinchazón estomacal está asociada con la acumulación de gas en el sistema digestivo e intestinal, lo que genera a su vez una sensación de vientre inflamado y doloroso. Esta acumulación de aire generalmente se da luego de ingerir los alimentos. No obstante, hay otros factores que también pueden contribuir a la aparición de hinchazón: comer de forma precipitada, consumir alimentos tales como productos lácteos, refrescos, ciertas cervezas, algunas verduras de la familia de la col, y pan, entre otros. Por otra parte, la hinchazón suele ser acompañada de calambres o espasmos dolorosos.

La hinchazón abdominal ocasional es una condición relativamente común que afecta entre el 20 y el 30 % de la población. Siendo que la hinchazón abdominal suele estar relacionada con otras afecciones digestivas como la acidez estomacal o el intestino lento, es importante tratar de manera adecuada estos síntomas. Si bien no hay una solución milagrosa para evitar un estómago hinchado, hay varias medidas que pueden ayudar, como favorecer las verduras cocidas, los cereales integrales y los alimentos ricos en fibra.

Un abdomen hinchado puede ser no solo incómodo a diario, sino también potencialmente doloroso. Sin embargo, no hay necesidad de preocuparse, ya que existen soluciones para combatir la hinchazón del estómago. Se pueden implementar cambios simples en el estilo de vida diariamente que pueden marcar la diferencia, tales como: comer de manera variada, regular y relajada, así como masticar bien los alimentos; favorecer las verduras cocidas, los cereales integrales y los alimentos ricos en fibra; comer fruta entre comidas en lugar de postre; y participar en actividad física regular como deporte puede estimular el movimiento intestinal.

Es importante tener en cuenta que también existen soluciones naturales para prevenir la hinchazón o aliviar el malestar si ya se ha producido. Muchas plantas son conocidas por sus beneficios a la hora de combatir una barriga hinchada. Es esencial realizar más investigaciones para determinar qué remedio funcionará mejor para un individuo determinado.

Las plantas carminativas, como el hinojo, el comino y el cilantro, tienen como función la absorción de gas intestinal con el fin de limitar las flatulencias. Además, la melisa y la camomila, gracias a sus propiedades calmantes, contribuyen a la relajación de los órganos digestivos. La menta piperita ha sido ampliamente reconocida por sus propiedades antiflatulencias y calmantes, lo cual contribuye a un alivio de los síntomas del vientre hinchado. Existen varias formas para aprovechar sus beneficios, por ejemplo a través de la preparación de infusiones con estas plantas o mediante el masaje del vientre con alguno de estos aceites esenciales.

¡Comparte!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest