Detoxificación

Salud y bienestar

Nuestro estilo de vida, el exceso de comida, la alimentación industrial, el sedentarismo, la polución y otros hábitos y condiciones del entorno pueden cansar a nuestro cuerpo. El resultado es que nuestro cuerpo acumula demasiadas toxinas y le resulta difícil eliminarlas. La consecuencia es una acumulación de fatiga, una piel más apagada, un sistema inmunitario debilitado, junto con retención de líquidos.

Las sustancias tóxicas son metabolizadas y eliminadas de forma natural por 5 órganos emuntorios: la piel, los pulmones, el hígado, los riñones y los intestinos.

  • La piel elimina las toxinas a través de la transpiración
  • Los pulmones sirven como vía de eliminación de los compuestos volátiles
  • El hígado elimina las moléculas tóxicas absorbidas en los intestinos a través de la bilis
  • Los riñones eliminan las toxinas a través de la orina
  • Los intestinos purifican el cuerpo a través de las heces

Ante la acumulación de sustancias tóxicas, estos órganos se obstruyen y ya no pueden cumplir su función de forma óptima.

Si las toxinas son demasiado elevadas, es aconsejable ayudar a nuestro organismo a depurarse. De vez en cuando, puede ser útil desintoxicar el cuerpo para recuperar su vitalidad y equilibrio.

La detoxificación

Un programa de desintoxicación (o detoxificación) permite purificar el cuerpo del exceso de toxinas. Su objetivo es prestar ayuda a los distintos órganos responsables de la eliminación de toxinas:

  • el hígado
  • los riñones
  • los intestinos
  • la piel
  • los pulmones

La purificación del cuerpo debe realizarse durante un período aproximado de tres semanas. También es posible realizar una desintoxicación más breve, por ejemplo, de una semana.

Varios periodos son favorables para desintoxicar el cuerpo:

  • Durante el cambio de estación, especialmente en primavera y otoño
  • Después de un periodo de excesos como las fiestas de fin de año
  • Si el cuerpo necesita ser drenado o si se quiere recuperar la silueta

En cualquier caso, una desintoxicación puede empezar en cuanto se sienta la necesidad.

Como purificar nuestro organismo

Purificar nuestro organismo comienza, ante todo, por lo que ingerimos. Es aconsejable eliminar todos los alimentos que requieren mucha energía para ser digeridos. 

También es recomendable dejar de lado los alimentos ricos en grasa y azúcares. Elija productos frescos, algunas verduras, frutas e incluso determinadas plantas naturales.

Alterne entre frutas y verduras cocidas o crudas.

Por supuesto, cabe decir que es necesario beber mucha agua, ya que facilitará la eliminación de toxinas. 

También puede recurrir a las tisanas de melisa, menta piperita, hinojo o regaliz.

Para potenciar y apoyar la purificación, puede complementar lo anterior recurriendo a soluciones naturales elaboradas con plantas.

Soluciones naturales

Algunas plantas pueden ayudarle en este proceso y son particularmente recomendables para mejorar el tránsito intestinal, favorecer la evacuación de toxinas, limpiar y estimular el hígado.

Entre ellas podemos encontrar el hinojo, la alcachofa, el abedul, el diente de león, la bardana, el té verde, la reina de los prados y muchas otras más.

Estas plantas favorecen la purificación de nuestro organismo, ya que ayudan a los órganos en sus funciones de eliminación de toxinas.

¡Comparte!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest