Reconstruir la flora intestinal

Reconstruir la flora intestinal

La flora juega un papel esencial en el buen funcionamiento de nuestro organismo. Una flora intestinal desequilibrada puede causar diversos trastornos. Sin embargo, es posible restaurarla y cuidarla gracias a los pro- y prebióticos.

Hinchazón, diarrea, tránsito intestinal perezoso., problemas de digestión o tránsito intestinal de forma regular, pueden tener su origen en una flora intestinal desequilibrada.

Localizada en nuestros intestinos, la flora intestinal, también llamada microbiota, está compuesta por miles de bacterias : una mezcla hábilmente equilibrada de bacterias « buenas » y de « malas », esenciales para nuestro organismo.

La flora intestinal garantiza una buena digestión y un tránsito intestinal óptimo a diario:

  • Ayuda a asimilar los micronutrientes de los alimentos que consumimos.
  • Fortalece y regula nuestro sistema inmunológico.
  • Ayuda a mantenernos sanos y combatir las agresiones procedentes del exterior.
  • Influye en el funcionamiento de nuestro cerebro y en nuestro bienestar.

¡Las bacterias presentes en nuestra flora intestinal, que ascienden a miles de millones, son más numerosas que todas las células presentes en nuestro cuerpo!

Flora intestinal desequilibrada

A veces nuestra flora intestinal puede verse desequilibrada, es decir, las bacterias « malas » sustituyen las « buenas ». En este caso la microbiota queda alterada.

Una perturbación de la flora intestinal puede explicarse de diferentes maneras:

  • el estrés
  • consumo de antibióticos o antiinflamatorios
  • una alimentación baja en fibra
  • una intolerancia alimentaria
  • una infección
  •  

Ante una flora intestinal desequilibrada, diferentes síntomas pueden aparecer:

  • trastornos digestivos: flatulencias, tránsito demasiado lento o rápido, hinchazón, acidez estomacal
  • alergias
  • fatiga
  • pérdida de apetito
  • sensación de malestar general
  • falta de vitaminas
  •  
Reconstituir una flora intestinal desequilibrada

En algunos casos, la flora intestinal se reequilibrará de forma natural, al cabo de unos días en caso de enfermedad repentina, estrés o a causa de un cambio en los hábitos alimenticios. Pero las bacterias malas también pueden seguir proliferando y, en este caso, es esencial intervenir para recuperar una flora intestinal sana, proporcionándole todo lo que necesita, es decir probióticos y prebióticos.

¡Comparte!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest