QUÉ ES LA ZEOLITA

 

La zeolita es un mineral de aluminosilicatos con una estructura de red cristalina. Es una estructura reticular muy compleja basada en su marco básico sobre tetraedros de silicato formando redes unidas. Hasta 1997 las zeolitas se limitaron a aluminosilicatos con estructuras de red cristalina. El material de partida para la formación de zeolitas es mineral de silicato; a menudo surge la zeolita de vidrios volcánicos. Se requieren bajas temperaturas ((± 25 o C), baja presión y ambiente alcalino para su formación. Como resultado, los depósitos de zeolita sólo se encuentran en la corteza exterior de la tierra (0 – 5 km). La formación se extiende durante un período de hasta 100.000 años.

Este mineral actúa como un imán para sacar las toxinas del cuerpo y atraparlas dentro de la jaula que forma la zeolita, para expulsarlas fuera del cuerpo como desechos sin ningún efecto secundario.

La estructura de la zeolita tiene forma de panales de abeja y lleva una carga natural negativa (-). Cuando es ingerida, todos los metales pesados, toxinas y productos químicos nocivos (+) son atraídos o atrapados por la zeolita para ser expulsados del cuerpo en forma natural a través de la orina en su mayor parte. En un menor porcentaje, el resto de toxinas son expulsadas por las heces o por medio de la transpiración. Equilibra además el pH del cuerpo, impidiendo con ello el crecimiento de células extrañas y potenciando a su vez todo el sistema inmunológico del organismo. La Zeolita se ha convertido en la opción N.º 1 para la desintoxicación natural, ya que es 100% segura y eficaz.

Ahora bien, ¿para qué la usamos?

La función principal de la Zeolita es eliminar los metales pesados del organismo: limpia la sangre, el estómago, los sistemas linfático y glandular; lo que es importante para evitar enfermedades como el cáncer, entre otras. 

El beneficio principal de la zeolita es la detoxificación del cuerpo de los metales pesados y toxinas, lo que permite obtener beneficios complementarios:

  • refuerza el sistema inmunológico
  • disminuye la cantidad de radicales libres
  • remineraliza el cuerpo
  • reduce el riesgo de padecer cáncer
  • equilibra el PH del cuerpo
  • proporciona energía
  • mejora el estado de ánimo
  • reduce los síntomas de las alergias
  • trata las diarreas
  • controla las infecciones en vía urinaria

Hoy en día, también es muy usado a nivel industrial, para purificación de agua y aire, como depurador en la industria alimentaria, para fertilización agrícola y como suplemento mineral en nutrición animal.

La particularidad de la zeolita, como hemos dicho antes, es su carga eléctrica negativa, con lo cual atrae metales pesados (mercurio, plomo, cadmio, arsénico, etc.) y toxinas, que habitualmente poseen carga positiva.

La carga negativa también ayuda a la distribución de minerales útiles (calcio, sodio, magnesio, fósforo) y del ácido generado por los iones de hidrógeno (de allí que se lo considere un buffer del pH o un tampón alcalino).

El poder quelante de la zeolita está basado en su capacidad de discriminar entre moléculas útiles y tóxicas. Se une fácilmente con los metales pesados y tóxicos (generalmente pequeños y eléctricamente muy cargados) y tiene escasa o nula afinidad con las estructuras útiles (más grandes, livianas y con carga débil).

La forma de uso más común es vía oral pudiendo encontrarla en diferentes formatos, aunque también se ha popularizado mucho su formato para aplicación tópica, que nos ayuda a regenerar las zonas inflamadas e irritadas de la piel y tratar enfermedades de hongos en la piel (miosis) y psoriasis.

¡Encuéntrala en nuestra web!

 

¡Comparte!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest