QUÉ ES EL FOTOTIPO Y CÓMO CALCULARLO PARA PROTEGERNOS

El fototipo se indica con un número, que expresa la resistencia natural a la radiación solar de cada uno de nosotros y depende del color de la piel, ojos y pelo.

Es importante conocer el propio fototipo porque de ello dependerá nuestra predisposición a los eritemas y nuestro bronceado.

Si el fototipo es un número bajo será necesario protegerse más, exponerse menos tiempo y tener mayor cuidado. Si el fototipo es un número alto, entonces podremos estar expuestos al sol un poco más de tiempo.

De todas formas, por muy alto que sea el fototipo, no es aconsejable para nadie la exposición en las horas centrales del día, sobre todo en aquellos días en los que se señale un nivel de intensidad muy elevado de la radiación ultravioleta. Hoy en día las previsiones meteorológicas proporcionan siempre este dato durante los meses de verano, por lo cual no es difícil saber cuáles son.

Te hemos preparado un modo fácil y rápido para calcular tu fototipo:

 Color de pielColor de ojosColor de cabelloPiel con pecasReacción al solTipo de bronceado
Fototipo IMuy claraAzul, verde o gris claroRubio, rojoMuchasMe quemo siempreNo me bronceo nunca
Fototipo IIClaraAzul, verde intenso, avellana claroRubioAlgunasMe quemo con facilidadMe bronceo con mucha dificultad
Fototipo IIIMedianaCastaño claro o avellanaCastañoNingunaMe quemo a vecesMe bronceo después de días
Fototipo IVMorena oliváceaCastañoCastaño oscuroNingunaEs difícil que me quemeMe bronceo rápidamente
Fototipo VMorenaCastaño o castaño oscuroMorenoNingunaNunca me quemoLa exposición casi no altera mi color natural
Fototipo VINegraCastaño oscuro o muy oscuroNegroNingunaNunca me quemoLa exposición no altera visiblemente mi color natural

Si sufres de albinismo, es decir que tu cuerpo es incapaz de sintetizar melanina, tu fototipo será “0” (cero) y para ti será imposible broncearte porque tu piel carece de las defensas naturales contra la radiación ultravioleta, por lo tanto, podrías sufrir con facilidad de tumores de piel, a menos que seas extremadamente cuidadoso cada día con tu protección solar.

Si tienes dudas sobre cuál es tu fototipo, peca de prudencia y siempre haz referencia al fototipo más bajo.

Con independencia del fototipo que te corresponda, protégete siempre de la radiación solar y recuerda además que es aconsejable usar sólo filtros minerales no nano. Como ya hemos indicado en artículos precedentes muchos de los filtros solares químicos más utilizados son disruptores endocrinos, es decir alteradores de nuestro sistema hormonal, otros pueden provocar alergia a la luz como efecto segundario y los que son liposolubles, se acumulan en la grasa corpórea con posibles efectos tóxicos a largo plazo.

Cuida tu piel con una crema solar de alta protección natural contra rayos UVA, UVB y Luz Azul, y que nutra e hidrate la piel gracias a sus preciados ingredientes ecológicos de efecto antioxidante y calmante.

Te recomendamos las cremas solares Biocenter, gracias a sus preciados extractos vegetales ecológicos, regalan a tu piel un bronceado natural y sano. Protectores solares con filtro mineral, no dañinos con el ecosistema marino, cuentan con certificados ecológicos, testados dermatológicamente, sin filtros químicos, sin conservantes, sin parabenos.

¡Disfruta del verano de forma segura y responsable!

¡Comparte!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest