CÓMO MEJORAR LA CALIDAD DEL AGUA

Todos somos conocedores de lo perjudicial que es el cloro de la piscina y de cómo daña el cabello. El agua de la ducha lleva menos cantidad, pero estamos hablando de algo que usamos a diario. Sabemos que lo usan para matar bacterias, pero, por otro lado, deteriora el pelo y lo estropea, modifica el color de los tintes, puede causar reacciones alérgicas combinado con otros productos de higiene personal y, además, elimina los aceites naturales necesarios para un cabello y piel sanos. 

El agua sin filtrar lleva cloro, cal, metales pesados y hasta se ha encontrado óxido de hierro en el agua de algunas cañerías. 

La mayoría de las personas se quejan sobre el estado de su cabello o del de su piel. Y cierto es que cada vez hay más problemas de este tipo. El agua de la ducha adulterada, junto a los productos de higiene que suelen contener ingredientes agresivos, podrían ser los causantes del aumento de estos problemas en la población y un agravante.

El agua tiene que limpiar e hidratar. No ensuciar y resecar. No tiene que desgastar nuestra piel ni hacer nuestra melena quebradiza. Hay que poner especial atención en las acciones que repetimos a diario. Si no estás seguro de qué lleva el agua de tu ducha, no te la juegues. Es mejor prevenir que curar. Y con la Ecoducha de Irisana, podemos evitar todo esto; además, podrás ahorrar hasta un 65% de agua.

La Ecoducha Irisana tiene 3 componentes esenciales:

  • Cabezal con disco de 412 microporos que rompen las moléculas del agua liberando gran cantidad de iones negativos.
  • Filtro de cerámicas de alta tecnología, que mejora la calidad del agua, la suaviza, reduce el cloro y elimina los olores.
  • Filtro de partículas, elimina del agua sedimentos, arenas, óxidos… y ayuda a mantener la piel limpia.
  •  

Características:

  • Limpia y tonifica la piel reduciendo la cantidad necesaria de jabones.
  • Ideal para pieles sensibles, alérgicas y atópicas.
  • Máxima hidratación sin cremas.
  • Prepara la piel para el maquillaje.
  • Ecológica: Ahorra hasta el 65% de agua y la energía necesaria para calentarla.
  • Previene la caspa y la caída del cabello.
  • Previene la aparición de espinillas y acné.
  •  

No lo pienses más y aprovecha todos sus beneficios, ¡notarás la diferencia!

¡Comparte!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest